«

»

Las redes sociales dentro de la compañía

La sociedad actual ya tiene completamente asumido el uso de las redes sociales tanto para compartir opiniones como fotografías y otros archivos, pero sobre todo para comunicarse de manera directa, simple y rápida. Dado su auge, la mayor parte de las empresas han considerado necesario adaptar la cultura laboral a la era de los medios sociales.

Si es cierto que, por un lado, los medios de comunicación facilitan la realización de ciertos procesos (por ejemplo los relacionados con la viralización de la imagen de marca, y tanto en el país en el que estás como en los demás mediante la anulación de barreras geográficas), también te pueden ayudar a conocer mejor a tu competencia y a saber con mayor certeza lo que tu público objetivo quiere y busca en tu empresa. Es cierto que existen varias desventajas, como la posibilidad de obtener mala reputación por un mínimo error de gestión y que se exponga de manera inmediata a todo el mundo. Por eso que las redes sociales necesitan un constante tratamiento y dedicación para evitar que te sucedan cosas como estas, y la figura del community manager adquiere una particular relevancia como portavoz de la organización ante los usuarios. Pero, al mismo tiempo, es importante trasladar el mensaje de que “no cunda el pánico”, porque los problemas reputacionales que suceden online suelen quedarse online, y suelen ser efímeros. Sólo una gestión torpe de la relación con la comunidad virtual puede conferir mayor trascendencia a esos problemas.

“Trabaja con nosotros”

Los perfiles de las compañías en las diversas redes sociales deben estar cuidados al detalle, y los responsables directos de la gestión de las comunidades deben mantenerse a
l día de las opiniones vertidas y del sentimiento generalizado. Este cuidado constate es necesario para no tener ningún error que pueda ocasionar mala reputación, de manera que las personas que estén interesadas en obtener información de la compañía se sientan a gusto durante la interacción. Estas personas pueden estar buscando trabajo, de manera que la primera impresión de la empresa será muy importante. Es particularmente importante analizar si los candidatos se ven seducidos por el perfil corporativo o saltan con facilidad a otras páginas de empresa. También puede tratarse de personas que no están situación de búsqueda activa de empleo pero  entran para curiosear, para recabar contenidos de interés profesional o simplemente para conocer mejor a sus competidores. Quizá puedan sentirse identificados y les atraiga la empresa, y por lo tanto la incidencia de los perfiles sociales en la adquisición de talento (o al menos en la percepción de los profesionales) es realmente muy relevante. Muchos de estos usuarios pueden interesarse más adelante en enviar una solicitud para alguna plaza vacante, por lo que debemos prestar más atención a este cauce de captación de candidatos, tanto de forma reactiva como proactiva.

Estrategias de captación

Tanto la página web como las redes sociales de la misma compañía, tienen que responder, siquiera secundariamente (respecto a otras estrategias como la comercial) a una meditada acción de captación aunque sea reactiva. Por ello conviene contar con un espacio, subperfil o apartado especializado de tipo “Trabaja con nosotros” en el que se vean las ofertas de trabajo disponibles dentro de la compañía. Es importante irlas publicando en las redes sociales de la compañía, pero, sobre todo, el perfil debe responder en su conjunto a la marca de empleador definida por la empresa (habitualmente de manera conjunta por los departamentos de Comunicación-Marketing y Recursos Humanos).

Tanto en perfiles sociales como en el sitio web, la interacción debe ser fácil, ágil y personalizada. En los primeros, el objetivo será conducir al candidato al micrositio de empleo de la compañía. El responsable de reclutamiento debe obtener información valiosa y un fácil acceso a la localización de los candidatos buscados. Es muy importante que el encargado del reclutamiento disponga de mecanismos de engagement tanto generales como ad hoc para los candidatos preliminarmente clasificados como idóneos.

Es importante que las compañías, a la hora de gestionar las redes sociales apliquen una estrategia de content recruiting apoyada en la tecnología oportuna y sobre todo en una correcta metodología, incluso de tipo inbound. Para ello resulta esencial posicionar a la empresa como fuente de conocimiento profesional del sector, y al mismo tiempo como un empleador deseable, al objeto de hacer aspiracional el cambio a nuestra empresa.

Sobre el Autor

Mar Vilagran

Colaboradora y redactora en estrategias digitales para la captación de talento. Cursa estudios de Marketing en ESIC.

Summa Plus informa del uso de cookies. Continuar navegando por el sitio web constituye aceptación de su uso. Más información

En cumplimiento de la normativa vigente, se informa de que los ajustes de cookies del sitio web de Summa Plus están configurados para "permitir cookies" y así ofrecer a los usuarios la mejor experiencia de navegación posible. Para aceptar el uso de cookies basta hacer clic sobre "Aceptar" o, simplemente, continuar navegando por el sitio web tras esta notificación. Para evitar la aplicación de cookies, por favor abandone el sitio web. Muchas gracias.

Cerrar